Respaldo unánime del Parlamento a la iniciativa para elaborar un nuevo Plan de Salud Mental y mejorar el modelo de atención en la sanidad pública

Podemos Grupo Podemos ParCan

  • María del Río: “Hay datos suficientes para que salten las alarmas; se han duplicado las urgencias psiquiátricas, se han incrementado los trastornos en la conducta alimentaria, los problemas de ansiedad, la depresión, las autolesiones y los intentos de suicidio en adolescentes, además del abuso de sustancias tóxicas y de las pantallas”
  • La propuesta forma parte de la campaña ‘Sanar juntas’ que Podemos Canarias puso en marcha para el Día Mundial de la Salud Mental con el fin de “llevar al centro del debate el bienestar psicológico de nuestra gente y la necesidad de aportar respuestas desde las administraciones”.
  • Se reforzará el personal sanitario de enfermería, psicología y psiquiatría, así como los medios económicos y técnicos destinados a la salud mental, con especial atención a los grupos la población infanto-juvenil, mujeres, personas mayores y personas desempleadas.

El Parlamento ha respaldado por unanimidad la propuesta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, para elaborar un nuevo plan de salud mental para las islas, con la previa realización de una encuesta que “permita obtener un mapa actualizado de la situación”, además de refuerzos inmediatos en el personal sanitario y dotar de recursos técnicos y económicos a todos los centros del Archipiélago que abordan casos de trastornos mentales.

La iniciativa, defendida por María del Río, presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, se enmarca dentro de la campaña ‘Sanar juntas’ que Podemos Canarias puso en marcha con vistas al Día Mundial de la Salud Mental, que se celebró el lunes, 10 de octubre, con el fin de “llevar al centro del debate una problemática tan central como invisibilizada: el bienestar psicológico de nuestra gente y la necesidad de aportar respuestas desde las administraciones”.

Del Río ha recordado que las últimas cifras oficiales de la Encuesta de Salud de Canarias, de 2016, ya revelaban que casi el 25 por ciento de la población canaria sufría o había sufrido algún trastorno mental. Sin embargo, estas cifras no recogen el impacto que sobre el bienestar de la ciudadanía canaria han tenido acontecimientos como la pandemia y la erupción volcánica en La Palma.

“Hay datos suficientes para que salten las alarmas; se han duplicado las urgencias psiquiátricas, se han incrementado los trastornos en la conducta alimentaria, los problemas de ansiedad, la depresión, las autolesiones y los intentos de suicidio en adolescentes, además del abuso de sustancias tóxicas y de las pantallas”, ha afirmado.

Por este motivo, la propuesta de Sí Podemos apoyada por el Parlamento insta al Gobierno del Pacto de las Flores a elaborar una nueva encuesta de salud “que actualice la información disponible sobre la situación de la salud mental en el Archipiélago y ofrezca una descripción integral del escenario existente en las islas tras los acontecimientos vividos por su población en los últimos años.

Una encuesta que será vital para proceder al desarrollo de un nuevo Plan de Salud Mental de Canarias que, además, debe tener en cuenta “los desarrollos científicos, sociales y técnicos emergidos durante los últimos años en relación a la salud mental, dada la inmensa relevancia que esta ha cobrado como problemática en el periodo más reciente”.

Por último, el Gobierno de Canarias deberá “reforzar el personal sanitario de enfermería, psicología y psiquiatría, así como los medios económicos y técnicos destinados a la salud mental en las siete áreas de salud del Archipiélago, con especial atención a los grupos la población infanto-juvenil, mujeres, personas mayores y personas desempleadas, con el objetivo de reforzar los recursos en Atención Primaria, unidades de salud mental comunitarias (USMC y hospitalarios.

“Existe un problema manifiesto de salud mental en el ámbito territorial del Archipiélago y urge actuar debido al  empeoramiento de la situación tras la concurrencia de fenómenos enormemente adversos como el advenimiento de la pandemia del coronavirus, la erupción de Cumbre Vieja en la isla de La Palma o el actual contexto de incertidumbre generado por la situación de guerra en Ucrania”, ha concluido Del Río