María del Río asegura que la nueva Ley del Aborto acabará con la discriminación que sufren las mujeres que quieren interrumpir su embarazo en islas no capitalinas como Lanzarote

Podemos Grupo Podemos ParCan

  • La presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias insiste en que actualmente “las mujeres de nuestras islas no capitalinas ven vulnerados sus derechos en equidad e igualdad de condiciones”
  • “Lo más importante es seguir luchando no solo por ensanchar derechos, sino por consolidar y mantener los ya conquistados”, pues “algo tan importante como  ser madre  no puede convertirse en una condena fruto de un error”.
  • Queda conseguir para el resto del Estado lo que ya se consiguió a iniciativa de Podemos en Canarias en la anterior legislatura: IVA 0 a los productos de higiene íntima femenina.

María del Río, presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, asegura que la nueva Ley del Aborto, al garantizar como centros de referencia para las interrupciones voluntarias de embarazo (IVE) los hospitales públicos más cercanos “acabará con la discriminación que se sufre en las islas no capitalinas como Lanzarote”.

Del Río, que ya el pasado viernes denunció en la Comisión de Sanidad del Parlamento que no se practican IVE en los centros hospitalarios públicos de  todas las islas, con lo que “muchas mujeres de nuestras islas no capitalinas ven vulnerados sus derechos de equidad e igualdad de condiciones en el acceso a este derecho ”, insiste en que el nuevo texto legal acabará con esta discriminación”.

María del Río comparte las reivindicaciones del movimiento feminista de Lanzarote que ya se han pronunciado con diferentes textos y acciones que: “El traslado a otra isla para la interrupción voluntaria del embarazo, en ocasiones en soledad, supone para las mujeres evidentes dificultades y padecimientos que hacen que el proceso sea mucho más duro de lo que ya es en sí mismo”.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, explicó en la citada Comisión de Sanidad que 9 de los 14 ginecólogos y ginecólogas del Hospital Molina Orosa de Lanzarote se declararon objetores de conciencia con respecto al aborto, lo que imposibilita que se puedan practicar interrupciones voluntarias del embarazo en la isla. Además, señaló que de los otros cinco especialistas dos se encuentran de baja,  otro se acogió a una reducción de jornada y uno más se encuentra en excedencia, de manera que a jornada completa solo hay un ginecólogo disponible.

“Respetando todos los derechos, no puede ser que el de objeción de conciencia esté por encima del derecho de las mujeres a abortar en los hospitales públicos de referencia,  también en islas no capitalinas. Derecho por derecho”, afirmó Del Río.

Por ello, en la sesión de control al Gobierno de Canarias celebrada este martes en la Cámara regional, Del Río ha retomado este problema y ha insistido ante el consejero Trujillo que “ésta es una de las razones por la que esta nueva ley nos parece  tan necesaria y ojalá nazca con el consenso necesario para ser fuerte y resistir las  tendencias al retroceso con las que amenaza la extrema derecha en todo el planeta empezando por  algunos  estados de   EEUU,  países de Europa cómo Polonia, o la  posición negacionista de VOX dentro nuestras propias fronteras”.

La presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias ha incidido en que, en materia sanitaria, la nueva legislación garantiza la salud menstrual de las mujeres que durante la regla sufren dolores incapacitantes y pueden tener una baja sin que repercuta en sus salarios, recuperar el derecho al IVE para las jóvenes de 16 a 18 años sin necesidad de consentimiento de padres/madres, tutores,  “porque si son suficientemente maduras para ser madres también lo son para no serlo”, y de la gratuidad y acceso a la ‘píldora del día de después’ en los centros de salud.

“Nos queda conseguir para el resto del Estado lo que ya conseguimos a iniciativa de Podemos en Canarias en la anterior legislatura, reducir el IVA en los productos de higiene íntima femenina”, ha insistido

Para concluir, Del Río ha defendido que “lo más importante es seguir luchando no solo por ensanchar derechos, sino por consolidar y mantener los ya conquistados”, pues “algo tan importante como  ser madre  no puede convertirse en una condena fruto de un error”.