Noemí Santana: “Que rebatan desde la oposición una sola cosa en la que no estamos mejor que cuando llegamos”

Podemos Podemos Canarias

● La Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud
del Gobierno de Canarias rinde cuentas de su gestión ante la
militancia de Podemos
.


● Laura Fuentes: “El cambio más relevante es el de pasar de unos
servicios sociales asistencialistas a unos servicios sociales como
derechos”
.


La Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de
Canarias rindió cuentas de su gestión ante la militancia en un acto celebrado en la sede de
Podemos en Arrecife. Laura Fuentes, coordinadora general de Podemos Canarias y
directora general de Juventud del Gobierno de Canarias, abrió el acto señalando que
parece que “rendir cuentas es una frase extraña” pero que responde a la promesa de
tener no solo las paredes de cristal si no de “poner la cara” tanto cuando las cosas se
hacen bien como cuando se hagan mal.


Fuentes destacó que el esfuerzo se realiza principalmente para las familias más
vulnerables de Canarias y que el cambio más relevante es el de pasar de unos servicios
sociales asistencialistas a unos servicios sociales reflejados como derechos. Subrayó el
hecho de que el presupuesto de su departamento haya aumentado un 18 por ciento pero
resaltó que “lo que de verdad compensa es dar la oportunidad a jóvenes de las ocho islas
de poder hacer cosas y tener otro futuro”.

La consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, Noemí Santana, señaló
que el primer gran logro del Pacto de las Flores fue el de recuperar para el imaginario
colectivo “que esta tierra no solo solo puede estar gobernada por los canallas que
llevaban 26 años en el gobierno”.

Santana advirtió de la importancia de que Podemos esté en el gobierno para alejar al PSOE de posibles pactos con CC: “Hemos puesto un cordón sanitario para que al PSOE se le haga difícil llegar a otros pactos y nuestro papel también
es recordarle que somos un gobierno de progreso y debemos hacer políticas de izquierdas para la gente más vulnerable”. “Si no tuviéramos este peso en el gobierno no podríamos seguir avanzando en el fortalecimiento del estado de bienestar”.

La Consejería de Derechos Sociales, tercera en presupuesto
Santana aseguró que queda mucho trabajo por hacer pero que “ya hemos conseguido que
esta consejería sea la tercera en peso tras Sanidad y Educación y la tercera que más crece
este año en presupuesto, con más de setenta millones”.

Gran parte de ese dinero se destinará a personal “porque no queremos dinero si no va acompañado de más recursos
humanos”. Destacó que su consejería es la que mejor gestiona y ejecuta el presupuesto.

Entre los objetivos que citó para el final de legislatura están la disminución de las listas de
espera, que los ciudadanos sigan obteniendo un trato digno por parte de la
Administración o la Renta de Ciudadanía.

Resaltó algunos de los avances ya conseguidos, como que Canarias presente el menor porcentaje de personas fallecidas por el Covid en residencias, la Ley canaria de Juventud, la aprobación del catálogo de servicios sociales o
“cuadruplicar número de expedientes que salen de la Consejería” pero también parar el muelle de Agaete o el de Fonsalía”.

“Que rebatan desde la oposición una sola cosa en la que no estamos mejor que cuando llegamos”, dijo. “Si ponemos lo bueno y lo malo en la balanza, es mejor estar en el gobierno”.

Migración y pobreza, ejes capitales
Santana calificó las declaraciones de la alcaldesa de Haría, que rechaza que se instale un
centro de menores migrantes en su municipio como “hipócritas”. En este sentido, Gemma
Martínez, viceconsejera de Derechos Sociales, destacó que actualmente hay 2.590
menores extranjeros no acompañados tutelados en exclusiva por el Gobierno de
Canarias, salvo diez millones que aportó el Gobierno y que es una situación que necesita
una corresponsabilidad y que puede llegar a ser insostenible “pero los acogemos como se
merecen”.


Martínez subrayó la atención a las familias de La Palma, ya que el Gobierno de Canarias
fue la primera institución en darle apoyo financiero, y habló de otros retos, como el
desarrollo de la Renta canaria de ciudadanía, que será una realidad en la próxima
primavera, o el desarrollo de la Ley de servicios sociales porque el 36,3 por ciento de la
población canaria se encuentra en riesgo de pobreza. “Hay 800.000 personas que no
llegan a fin de mes, y además de la pobreza estructural está el paro, la precariedad laboral
o la desigualdad social”.


Javier Bermúdez, director general de Derechos Sociales, habló de dos objetivos de su
departamento. “Estamos aquí para construir y para reconstruir”. Para construir nuevos
derechos sociales, como la Renta de Ciudadanía, que sustituirá a la Prestación Canaria de
Inserción, o el catálogo de derechos sociales que incluso será reclamable judicialmente.
Aseguró que en diciembre estará aprobado el convenio de concierto social. En cuanto a la
reconstrucción, recordó que el presupuesto estaba “esquilmado” y que ahora este
Gobierno financia con la mayor cuantía nunca vista a los servicios sociales de los ayuntamientos.


Diversidad, un área de nueva creación
Por último, Víctor Ramírez, que es el primer director general de Diversidad, ya que era un
departamento que no existía, dijo que se está “construyendo piedra a piedra casi sin
medios ni personal”.

El elemento transversal en esa construcción es la participación ci udadana y de los colectivos LGTBQ+. Gracias a esa participación se ha elaborado unahoja de ruta “muy eficaz” que pone sobre la mesa políticas para el bien de la comunidad.

Entre las políticas puestas en marcha se encuentra una línea de subvenciones a
colectivos, planes formativos, una estrategia de memoria histórica, una nueva sección en
los archivos públicos, la significación de lugares destacados en la lucha del colectivo,
campañas de visibilidad y, por supuesto, la nueva Ley Ley de igualdad social y no
discriminación por razón de identidad de género, expresión de género y características
sexuales.