El Parlamento accede a nuestra petición de retrasar la elección de la Junta de RTVC por posible “indefensión de los derechos de las diputadas y diputados”

Podemos Grupo Podemos ParCan

• Manuel Marrero: “es una decisión prudente y ajustada a derecho, además de una fórmula para encontrar una salida consensuada que respete los derechos fundamentales de las diputadas y diputados recogidos en la Constitución”.

• Sí Podemos Canarias afirma que el candidato de CC “es y ha sido parte interesada en la guerra por los contratos del ente”

• Francisco Déniz: “nuestro voto en contra no tiene que ver con la presunta falsificación de su curriculum para acceder a una plaza de profesor, pues esa valoración tendrá que hacerla la ULL o la justicia si hubiera denuncia. No nos corresponde a nosotros”.

• El Grupo Parlamentario afirma que “CC no pretende que la guerra mediática por hacerse con los contratos se mantenga al margen de las estructuras de dirección y de fiscalización de la RTVC, porque sigue pensando que es suya, y si no la controla prefiere embarrancarla”.

La Mesa del Parlamento ha decidido aceptar la petición del Grupo Sí Podemos Canarias de retrasar el proceso de elección de los miembros de la Junta de Control de la Radiotelevisión Canaria (RTVC) para dirimir si su anterior resolución, en la que se planteaba que la votación de los siete miembros se hiciera en una lista cerrada, podría “vulnerar los derechos fundamentales de los parlamentarios, ya que se les impide emitir su voto de manera diferenciada a cada una de las personas que van en esa lista”, tal y como ha defendido Sí Podemos Canarias.

“Hacemos una valoración muy positiva de la decisión adoptada por la Mesa, es prudente y ajustada a derecho, además de una fórmula para encontrar una salida consensuada que respete los derechos fundamentales de las diputadas y diputados recogidos en la Constitución”, ha asegurado el portavoz de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, al término de la Junta de Portavoces celebrada este lunes.

Tal y como ya defendió la pasada semana en la propia Junta de Portavoces y según consta en el escrito remitido a la propia Mesa de la Cámara, Marrero cree que ésta “debe adoptar sus decisiones optando siempre por la interpretación más favorable al pleno desenvolvimiento y ejercicio de los derechos fundamentes, en este caso, de las funciones parlamentarias” y que al decidir que sea una ‘lista cerrada’, “pudiera de manera directa afectar al ejercicio normal de representación política y su derecho de acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos de los diputados y diputadas del Parlamento de Canarias”.

Pomares no es idóneo
Por ello se solicitó que se revisara la decisión, motivo por el que ahora la Mesa ha aplazado la votación para dirimir si, como pide Sí Podemos Canarias la votación de los miembros de la Junta de Control debe llevarse a cabo “en consonancia con la efectuada en la Comisión de Control de RTVC” celebrada el 26 de abril”, en la que se examinó la idoneidad de las personas candidatas y en la que Sí Podemos Canarias “votó en contra de la elección del periodista Francisco Pomares por no considerarle idóneo”.

Al respecto, el portavoz de Sí Podemos Canarias en la Comisión de Control de RTVC considera que el candidato del Grupo Nacionalista (CC-PNC) a la Junta de Control de Radiotelevisión Canaria (RTVC), el periodista Francisco Pomares, “es y ha sido parte interesada en la guerra que libran diferentes corporaciones por hacerse con los contratos del ente”, motivo por el que “estamos en contra de su presencia en el citado organismo”.

Para Déniz, “no cumple el artículo 10 de la ley y su idoneidad e imparcialidad en este sentido no nos la creemos” y por ese motivo consideran que no puede obligarse al Grupo Parlamentario “o a votar en contra de toda la candidatura, pese a que estamos de acuerdo con muchas de las personas candidatas, o votar a favor de quien no creemos que deba estar en ese órgano de control”.

“Nuestro voto en contra no tiene que ver con el asunto de las noticias aparecidas sobre la presunta falsificación de su curriculum para acceder a una plaza de profesor en la Universidad de La Laguna, pues esa valoración tendrá que aparecer en forma de resolución por parte de la ULL o de la justicia si hubiera denuncia. No nos corresponde a nosotros”, afirma Déniz.

Sí Podemos Canarias recuerda que en el artículo 10.7 de la Ley de RTVC se asegura que, en el ejercicio de sus funciones, los miembros de la Junta de Control “actuarán con absoluta independencia sin que puedan recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación imperativa de ninguna administración u otras instituciones o entidades”. Sin embargo, Pomares fue accionista y consejero de Socater, una empresa en la que estaban Editorial Prensa Ibérica y el Grupo Prisa (Cadena Ser) y que fue la encargada de poner en marcha la TVC y sus servicios informativos hasta que en 2008 el concurso fue ganado por la empresa Videoreport.

La Ser y Prensa Ibérica, “dos empresas en las que ahora el candidato de CC sigue trabajando como autónomo, como él mismo dijo durante su examen de idoneidad”, recuerda Déniz.

CC quiere embarrancar RTVC
“CC, al contrario que Sí Podemos Canarias, no pretende que la guerra mediática por hacerse con los contratos se mantenga al margen de las estructuras de dirección y de fiscalización de la RTVC. Prefiere dinamitar y obstaculizar desde dentro al funcionamiento ordinario de RTVC porque sigue pensando que es suya, y si no la controla prefiere embarrancarla”.

Sí Podemos Canarias insiste en que “a CC no le interesa una tele plural ni de calidad, solo que sea suya para volver a pasear a sus candidatos por todas las romerías y procesiones de nuestro país”, por lo que el voto en contra a Pomares se debe a que “la propuesta que hace CC consiste en intentar bloquear todos los cambios a mejor y a una mayor pluralidad que lleva el actual equipo de dirección de la radio televisión canaria”.

Para Déniz, “bloquear el cambio no es lo que necesita el ente actualmente”, pues en su opinión tanto los trabajadores como los televidentes y las productoras “empiezan a estar hartos de tanta polémica alrededor de un servicio público importante”, mientras que a Sí Podemos Canarias “lo que nos interesa es pacificar y seguir en la vereda de una radio televisión públicas mejores y más plurales”.

“Nuestra coherencia nos impide aceptar la candidatura de CC”, concluye.