Apoyamos los decretos del Gobierno canario para “proteger y dar soporte al tejido productivo y social” durante la pandemia

Podemos Grupo Podemos ParCan

  • Manuel Marrero: “Que nadie se quede atrás está siendo más que un slogan. Es un compromiso de los gobiernos de Canarias y del Estado”. 
  • El Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias defiende nuevas “medidas de urgencia” para abordar la “auténtica situación de alarma social” de las Islas ante el “desplome de una parte importante de nuestro sistema productivo” que afecta “a la vida de las personas”.

El Grupo Parlamentario Si Podemos Canarias ha apoyado la convalidación de los decretos aprobados durante la pandemia por el Gobierno de Canarias porque su objetivo ha sido “proteger y dar soporte al tejido productivo y social” de las islas antes las crisis sanitaria y económica fruto del COVID-19

“Que nadie se quede atrás está siendo más que un slogan. Es un compromiso de los gobiernos de Canarias y del Estado. Y estos instrumentos legales han sido absolutamente imprescindibles en estos momentos”, ha asegurado el portavoz parlamentario, Manuel Marrero, durante su intervención en la Diputación Permanente.

En este sentido, ha resaltado las medidas adoptadas a nivel estatal, “como los ERTE, prohibir los despidos, ayudas a los autónomos y las medidas para las hipotecas y para los alquileres”, así como las del Gobierno de Canarias, “como el complemento para autónomos, medidas para la vivienda o el Ingreso Canario de Emergencia”.

Asimismo, ha apoyado el decreto para “paralizar la concesión de nuevas licencias de locales de juego” por entender que “desde el Gobierno y desde este Parlamento se intenta abordar el gravísimo problema social de una de las adiciones que se están extendiendo con inusitada rapidez”.

“La celeridad impuesta por esta emergencia, está haciendo funcionar a la Administración con la rapidez que le ciudadanía le gustaría que funcionase en situaciones de normalidad”, ha asegurado.

Para el portavoz parlamentario de Sí Podemos Canarias, las restricciones impuestas a la movilidad, el cierre de los aeropuertos y puertos a la entrada de personas o el cero turístico “han sido medidas positivas para nuestra salud”, pero también “han ocasionado un desplome de una parte importante de nuestro sistema productivo, afectando a la economía, al trabajo, al normal funcionamiento de las instituciones, y, por tanto, a la vida de las personas en general”.

Por ello, ha concluido que “de la situación anterior de trabajo precario, de paro, de pobreza y exclusión social, que ya venía padeciendo Canarias, estamos pasando a una auténtica situación de alarma social, que habrá que atender con medidas de urgencia”.