‘Los machaqueos especuladores de Manuel Domínguez’

GP Podemos Canarias Artículos de opinión

En estos días, varios medios de comunicación se han hecho eco de la propuesta que dos colectivos de exdirectivos del sector turístico en la isla (Calínico Hoteleros x Tenerife y Club 13) han hecho al Ayuntamiento de Los Realejos y al Cabildo de Tenerife, que entre otras actuaciones plantea la instalación de funiculares en la Rambla de Castro y la playa de Los Roques, en la costa de nuestro municipio. Propuestas que, como no puede ser de otra manera, consideramos que enriquecen la participación social, al venir desde ámbitos de la sociedad civil, pero que responden a un modelo turístico caduco, más propio de la etapa desarrollista de la década de los años 60, que, por su parte, generaron graves consecuencias en este paraje.

Por eso, desde Podemos Los Realejos hacemos un posicionamiento claro de rechazo contra la instalación de funiculares, puesto que chocan frontalmente con la propia existencia de un espacio natural, una figura que lo que persigue es la máxima protección del paraje. Por ello, y en este sentido, valoramos de manera positiva el posicionamiento del equipo de gobierno en desmarcarse de este proyecto. Al tiempo que vemos muy interesantes las propuestas de mejora de la red de senderos o las propuestas para las inmuebles de Castro y La Gordejuela, porque tales actuaciones, siempre bajo criterios que persigan el interés público y social, responden a un modelo turístico mucho más integral con la totalidad del municipio, respetuoso con el medio, creador de empleo de calidad y con un marcado carácter educativo.

Sin embargo, no logramos entender el -usando sus propios términos- ‘machaqueo’ del alcalde, Manuel Domínguez, en la construcción de un campo de golf en nuestro municipio. Una iniciativa con la que nos sorprende de manera recurrente, haciendo oídos sordos, tanto a la negativa de las administraciones insulares y autonómica, como al posicionamiento en contra de una gran parte de la ciudadanía y a sus propias renuncias a contemplarlo en el Plan General de Ordenación Urbana. Porque nadie se cree los beneficios que un proyecto desmesurado como este pueda generar en el municipio, tanto en creación de riqueza como en empleo. Pero lo que aún nos parece más contradictorio es el, repetimos, machaqueo continuo en la defensa del campo de golf dos meses después de aprobar, por unanimidad, en el pleno municipal, su adhesión al Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía y la difusión de más de un centenar de medidas por la sostenibilidad, que parece haber olvidado ya. Reiteramos que un proyecto como este tendría grandes requerimientos de suelo y agua, pero sobre todo de producto fitosanitario generadores de una gran cantidad de CO2, por no hablar de los efectos nocivos sobre el suelo y el subsuelo.

Entendemos, desde Podemos, que el Partido Popular debe apartarse de la deriva ‘megalómana’ y especuladora del alcalde, plantear propuestas realistas y, sobre todo, apostar por un modelo turístico adecuado y dimensionado a nuestro territorio. Ese turismo debe ser de calidad, de alto valor añadido y que incorpore una visión más novedosa de nuestro modelo productivo, apostando por nuevas profesiones vinculadas al medio ambiente, energías limpias, agricultura ecológica, I+D+i; así como actividades complementarias al turismo, en las que Los Realejos por su posición geográfica y morfología, tiene importantes potencialidades para el municipio. Para eso disponemos de un medio de gran valor natural y de amplio valor científico. Al mismo tiempo, apostamos por políticas que revaloricen el medio agrario y que sirvan para recuperar entre otras, las tres zonas que proponen para la instalación del campo de golf: Los Príncipes, El Patronato, y Los Llanos de Méndez, conocidos como espacios de un alto valor productivo y agroecológico en el municipio.

Señor Domínguez, basta ya de machaqueos especuladores con nuestro pueblo.

 

Teo Morales

Secretario general municipal de Podemos Los Realejos