“Los Presupuestos de 2020 tienen un carácter progresista que nos hará avanzar en derechos sociales”

Podemos Grupo Podemos ParCan

  • El Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias incide en que “combatir la pobreza y la exclusión social es el punto número 1 de las directrices de este Gobierno para la elaboración de los Presupuestos”.
  • Manuel Marrero: “no hablan de promesas, hablan de hechos, de compromisos adquiridos, son un contrato social con la ciudadanía y será ésta la que nos juzgue entre lo dicho y lo hecho”.

Manuel Marrero, portavoz parlamentario de Sí Podemos Canarias, ha afirmado este jueves en la Cámara regional que el Gobierno de Progreso que preside Ángel Víctor Torres ha apostado por elaborar unos Presupuestos que no hablan de promesas, hablan de hechos, de compromisos adquiridos”, pues son “un contrato social con la ciudadanía y será ésta la que nos juzgue entre lo dicho y lo hecho”.

“Combatir la pobreza y la exclusión social es el punto número 1 de las directrices de este Gobierno para la elaboración de los Presupuestos”, ha asegurado durante el debate sobre las enmiendas parciales presentadas a las Cuentas de 2020.

El portavoz parlamentario de la confluencia ha insistido en que “no vamos a gobernar en base a ocurrencias”, motivo por el que “tenemos unos presupuestos realistas para Canarias, con un carácter progresista y social que nos hará avanzar en derechos sociales, mejorar el sistema sanitario de las Islas y luchar con medidas reales contra el cambio climático”.

“No solo aumenta el presupuesto de la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, sino que se distribuye entre los distintos programas y departamentos para garantizar una buena gestión, lo que siempre fue el ‘talón de Aquiles’ de CC en esta Consejería”, ha incidido.

También ha recordado que “la apuesta por el Tercer Sector es una de las señas de identidad” tanto de la Consejería que dirige Noemí Santana como del propio Gobierno, como demuestra que “se ha comprometido el presidente Ángel Víctor Torres ante esta Cámara a dar cumplimiento a la reserva de mercado prevista en la Ley de Contratos Públicos”.

Asimismo, dijo que las Cuentas para el año 2020 “avanzan en la buena dirección en materia cultural”, aunque no obvió que “todavía nos queda camino por recorrer” en tanto en cuanto el objetivo debe estar en un suelo de inversión, que no de gasto, entre el 1% y 1,5% del presupuesto de la Comunidad Autónoma”.

Marrero también ha hecho hincapié en que los Presupuestos para el próximo año “dan cumplimiento al artículo 24 del Estatuto de Autonomía, dedicando más de 110 millones para avanzar en la Renta Canaria de Ciudadanía, o incrementar en un 45 por ciento la PCI, incrementar en un 16.5% el dinero destinado a empleo, en un 8% el programa de atención a personas mayores con discapacidad y en un 10.1% a Igualdad.

En este sentido, y tras recordar que “en Canarias han sido asesinadas 90 mujeres” en lo que va de año, ha recordado que “se ha acordado poner en marcha la Estrategia Canaria de Transición Igualitaria, con la que se buscará generar un cambio social que dote a las Islas de una base cultural de respeto hacia los demás, centrando la mirada en el objetivo de igualdad de género”.

Por ello, esta estrategia está dotada para el año 2020 con un presupuesto de 400.000 euros y tiene una previsión para los próximos 16 años.

“En definitiva, unos Presupuestos que crecen un 8.7% con respecto a 2019, que significan unos 4.349 euros por persona y un incremento respecto a 2019 de 211 euros más per cápita”, incidió.

Prudentes y responsables

En definitiva, ha insistido en que los de 2020 son “unos Presupuestos prudentes, responsables y con fondos propios”, sin olvidar que “todo lo que se negocie con el Estado y lo que deba llegar de la Unión Europea será añadido a lo largo de 2020 para seguir desarrollando las políticas comprometidas con la sociedad canaria”.

Entre los objetivos plasmados en partidas económicas ha resaltado la apuesta por el conocimiento, la mejora de la productividad y de la competitividad, la apuesta por la formación y la orientación, el impulso al diálogo social y la internacionalización de las PYMES.

“Es de destacar el impulso a las relaciones de solidaridad y cooperación con África, cooperando con Casa África, y con programas y becas específicas, como el caso de ‘Mujeres por África’ y el programa ‘Ellas investigan”, ha remachado.

Frente “a los años de inactividad del gobierno anterior en materia de promoción y políticas del vivienda pública, este Gobierno ha situado a las personas en primer lugar” y así, entre los objetivos de los Presupuestos figuran los de adquirir y urbanizar suelo para promoción de vivienda de protección oficial.

Asimismo, se propician ayudas al alquiler y a la adquisición de  viviendas por parte de personas jóvenes, a revisar la bolsa de vivienda vacía y crear el parque de viviendas públicas, a disponer de fondos para combatir los desahucios y la exclusión social, protegiendo a las familias monomarentales por violencia de género y “a socorrer por los lanzamientos consecuencia de alquileres impagados, con alojamiento temporal o realojo de familias”.

Con respecto a las infraestructuras, ha destacado que “se le pone freno a las innecesarias, como es el caso de la ampliación del Puerto de Agaete”, pues las mismas “deben servir para cohesionarnos, para promover el bienestar de las personas y el desarrollo económico, apostando por mejorar lo que tenemos, por la movilidad sostenible y por garantizar la seguridad”.

Presupuestos progresistas

Frente a las críticas de los grupos parlamentarios Popular y Nacionalista Canario durante sus defensas de sus enmiendas a la totalidad, Marrero insistió en que “al PP le hubiera gustado rebajar los impuestos a los que más tienen y privatizar los servicios públicos, potenciando los negocios con la salud, la educación o la dependencia”.

Por ello, recuperar el 7% del IGIC, modificar el IRPF y el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el impuesto al Tabaco, al consumo de productos de lujo, o las casas de juego, “son medidas que avanzan en la mejor redistribución de la riqueza para atender, en primer lugar, la pobreza y la exclusión social, así como el resto de derechos de la ciudadanía sobre unos servicios públicos eficientes y de calidad”.

“Cómo le hubiera gustado a la derecha que fueran continuistas, pero no lo son, porque si  lo fueran los apoyarían. Son unos Presupuestos que tienen la impronta de un Gobierno progresista de izquierdas”, concluyó.