“NO a más autopistas; SÍ a un carril BUS-VAO para guaguas y vehículos eléctricos”

Podemos Podemos Canarias

  • Sí Podemos Canarias ha celebrado en Puerto de la Cruz un encuentro sobre movilidad con concejales y candidatos de los municipios del norte de Tenerife.
  • “Los problemas de movilidad de Tenerife son fruto de la incapacidad del Cabildo y del Gobierno de Canarias a la hora de buscar una solución a un modelo viario que la propia CC diseñó hace más de 20 años”.

Manuel Marrero, candidato por la de Sí Podemos Canarias al Parlamento por Tenerife, ha asegurado que “la solución a los atascos que soporta la ciudadanía no pasa por construir más autopistas, sino por un carril BUS-VAO”.

Marrero ha hecho esta propuesta durante el encuentro que la confluencia ha celebrado en Puerto de la Cruz para abordar la movilidad sostenible y el problema derivado de los atascos diarios que se forman en la TF-1 y la TF-5, una reunión en la que han participado concejales y candidatos de todos los municipios del Norte de Tenerife.

“Las alternativas que presentamos son los carriles segregados, potenciando el transporte público y los vehículos eléctricos”, ha asegurado Marrero”.

Y es que considera que los inconvenientes de los largos tiempos en atascos, que a veces ocupan hasta 25 kilómetros, trae consigo que, “al no haber discriminación positiva hacia el transporte público, no hay ocasión de que este último ni sea atractivo ni competitivo y, por tanto, es poco solicitado”, toda vez que hay quien invierte para un recorrido menor de 20 kilómetros un tiempo que puede llegar a una hora y cuarenta y cinco minutos de viaje.

Para el candidato, “los problemas de movilidad de Tenerife son fruto de la incapacidad del Cabildo y del Gobierno de Canarias a la hora de buscar una solución a un modelo viario que la propia CC diseñó hace más de 20 años”.

Para Sí Podemos Canarias este “colapso circulatorio” en que se encuentran cada mañana los miles de vehículos públicos y privados de las principales vías de las islas supone una “auténtica bancarrota social” si se echan cuentas del coste de tiempo invertido en transporte más la energía consumida y la calidad de vida disminuida de los usuarios.