Un ‘Estatuto de Denunciantes’ y un código ético contra las malas práxis de los gobiernos

Podemos Grupo Podemos ParCan

El Grupo Parlamentario Podemos Canarias considera que “las malas praxis en política deben erradicarse”, por lo que en el pleno parlamentario que se celebrará el 12 y 13 de marzo insistirá en “la necesidad de crear procedimientos de denuncias de irregularidades y malas prácticas, que debe instaurarse en el Parlamento, con la regulación del Estatuto de Denunciantes”, que debe incluir “procedimientos confidenciales que mejoren y controlen las malas praxis en los gobiernos”.

Esta es una de las medidas que defenderá Concepción Monzón, diputada de la formación morada, en una moción que desarrolla 15 medidas y políticas en el sector autonómico para la aplicación de principios de buen gobierno, entre las que se incluye también “la necesidad de regular los grupos de interés o lobbies que inciden en las políticas del Gobierno”.

Código ético

“Podemos además considera necesaria la creación de un código ético que impida los conflictos de intereses en las decisiones políticas, medidas para la lucha contra la corrupción y sistemas correctores con los altos cargos ante la investigación de delitos contra la Administración pública. Así como conocer la trayectoria política de los altos cargos, su idoneidad y el uso de bienes patrimoniales públicos y los gastos derivados”, asegura Monzón.

Asimismo, asegura que es vital “mejorar la transparencia e información a la ciudadanía publicando los contenidos íntegros de los acuerdos de Gobierno, y no sólo que se limiten a lo que mandan como notas de prensa”.

Para Monzón, para poder controlar y exigir la rendición de cuentas al Gobierno “es indispensable conocer a qué acuerdos han llegado para desarrollar las acciones políticas que nos afectan a todas y todos”.

Asimismo, la formación morada aboga por “publicar los programas y los planes que desarrollan las políticas, pues no es solo un asunto de legalidad sino de compromiso con la dación de cuentas y transparencia que un gobierno debe mantener con la ciudadanía”.

Monzón también propone publicar los contratos, las encomiendas de gestión, las obras públicas y las concesiones de servicios administrativos y las modificaciones que se produzcan en su vigencia, pues “el destino del dinero público debe ser conocido por los propietarios del mismo, que es la ciudadanía de Canarias”.

Transparencia contra la corrupción

“La transparencia además es la mejor herramienta para el control de la corrupción y el conocimiento de las acciones, y de lo que éstas cuestan, sus objetivos y la finalidad para las que se realizan deben estar a disposición de la ciudadanía”, afirma.

Un segundo bloque de propuestas que se incluyen en la moción están relacionadas con cómo se organiza la Adminsitración, el modelo de servicios públicos que merecen los canarios, con medios y estructuras que mejoren la prestación de servicios, “que sean de calidad y que estén adecuados a las cargas de trabajo y demanda de las personas de Canarias”.

Así se insta a que “se cumplan los plazos y los principios básicos en la movilidad de los empleados públicos”, que las relaciones de puestos de trabajo se adecuen a las necesidades en la prestación de servicios y que la negociación colectiva “sea real y efectiva”, adaptando la ley de la Función Pública Canaria al Estatuto básico del Empleado Público, que entró en vigor desde 2007.

Para Podemos Canarias también es “indispensable la dación de cuentas” de cada departamento, organismo autónomo y entidades del sector público, así como que “la participación ciudadana no quede en tan solo una exposición pública”.

Por último, defender los servicios públicos, no externalizando las funciones potestativas de la Administración, es para Monzón necesario “para mantener las garantías a toda la ciudadanía y unos servicios de calidad”.