Cobran casi 5.000€ al mes y se oponen a subir a 900€ el SMI: el PP tiene “la cara de hormigón”

Podemos Podemos Canarias

Alberto Rodríguez, diputado de Unid@s Podemos por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, ha espetado este jueves a los diputados del Grupo Popular que “hay que tener la cara de hormigón armado para criticar el intento de que millones de personas puedan llegar a fin de mes” al presentar una enmienda a la totalidad del proyecto legislativo que busca elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros al mes.

“Después de 15 iniciativas sobre Venezuela y otras tantas sobre banderas, por fin el Grupo Popular trae su primera iniciativa sobre el SMI y es para bajarlo. Tengo que admitir que son coherentes, su actividad parlamentaria guarda relación directa con su forma de pensar, pues nunca han querido acabar con la desigualdad salarial y siguen firmes en esa posición”, ha insistido.

Cínico y mezquino

Rodríguez, que ha sido el encargado de defender la iniciativa de Unid@s Podemos este jueves en el Congreso de los Diputados, ha hecho hincapié en el mensaje “cínico y mezquino hasta el infinito” de los conservadores para oponerse a la subida del SMI, “cuando esos mismos diputados que se oponen cobran casi 5.000 euros al mes”.

El representante tinerfeño de la formación morada incidió en que “multitud de voces de la sociedad civil, entre ellos un Premio Nobel de economía, ponen en evidencia las ventaja de la subida de los salarios más bajos, como medida que incrementa el poder adquisitivo de la población”.

Al respecto, insistió en que “aumenta el consumo interior e impacta positivamente en los autónomos y pymes al subir el número de clientes con capacidad de compra”, lo que a su vez “provoca generación de empleo y reducción de las desigualdades”.

“Quienes sostienen que la subida es insostenible y perjudicial para la economía son los mismos que, como el gobernador del Banco de España, cobra 14.800 euros al mes; los miembros de la Comisión Europea, cuyo salario mensual es de 32.000 euros; o el consejero delegado del BBVA, ¡que cobra 15.800 euros al día!”, ha asegurado.

Jóvenes, mujeres y en precario

Tras estas aseveraciones, Rodríguez ha recordado que 2 de cada 3 personas que cobran el SMI o menos son mujeres; que 3 de cada 4 tienen entre 20 y 49 años; que de cada 2 personas que cobran el SMI o menos tienen menos de un año de antigüedad en la empresa y que 3 de cada 4 tienen una jornada a tiempo parcial.

“Vamos, en resumen, que las principales beneficiadas de una subida del SMI serán jóvenes, mujeres y trabajadores y trabajadoras en precario en general”, afirmó.

Por lo tanto, recordó a los conservadores, con “los señores Casado y Rivera a la cabeza” que “una de las mayores mentiras que se cuentan sobre la subida del SMI a 900 euros es que va a perjudicar a los sectores más desfavorecidos”

“Antes tener un empleo era sinónimo de seguridad y estabilidad y ahora, hoy en día, ni quiera te asegura en muchos casos poder pagar el alquiler o llenar la nevera”, ha concluido.