Una legislatura perdida para la educación pública en Canarias

GP Podemos Canarias Grupo Podemos ParCan

El Grupo Parlamentario Podemos Canarias considera que ésta ha sido “una legislatura perdida para la educación pública en Canarias”, como lo demuestran los “presupuestos decepcionantes” que la consejera Soledad Monzón ha presentado este jueves en la Cámara regional.

Así lo ha asegurado Manuel Marrero, diputado de la formación morada, tras recordar que “el crecimiento económico y el aumento anual de la cuantía de los Presupuestos apenas ha repercutido en Educación”.

El diputado ha recordado que Coalición Canaria prometía en su programa electoral en 2015 “incrementar el presupuesto de inversión en educación hasta alcanzar la media europea”, situada en el 4.9% del Producto Interior Bruito (PIB), y que el artículo 72.3 de la Ley Canaria de Educación No Universitaria establece que el Gobierno de Canarias, “incrementará progresivamente los recursos económicos destinados al sistema educativo, dentro de los ocho años siguientes a la entrada en vigor de la presente Ley, como mínimo en el 5% del PIB”.

Sin embargo, la formación morada incide en que para el año 2019 se han presupuestado para la Consejería un total de 1.713 millones, “con lo que seguimos estando por debajo de los 1.751 millones invertidos en 2009”. Es más, “aún añadiéndoles los 41 millones del Plan de Infraestructuras, el Presupuesto se situaría en un 3’72 por ciento del PIB.

Por tanto, “exigimos el cumplimiento de la Ley Canaria de Educación” y, en consecuencia, ha recordado que “hemos presentado iniciativas para que en 2019  se alcance, al menos, el 4 por ciento del PIB”.

Romper el contrato social

“Las promesas electorales incumplidas significan una ruptura del contrato social que firmamos con la sociedad cuando nos presentamos a las elecciones. Pero si grave es incumplir las promesas electorales, mucho más grave aún es que el Gobierno incumpla las leyes que nos hemos dado”, ha increpado Marrero a la consejera Monzón.

En cuanto al personal docente, ha recordado que “sSeguimos a la cola del Estado en oferta de plazas de 0-3 años, pues hacen falta más de 11.000 nuevas plazas y 850 unidades”.

“La media del Estado nos duplica en su oferta. Y esto no es culpa del Gobierno del Estado sino del desinterés del Ejecutivo en minoría de Canarias por esta etapa educativa, que la ha dejado en manos del negocio privado de la educación”, ha dicho.

Para Marrero, que el profesorado recupere el horario lectivo que se incrementó con los recortes en educación, “significaría incrementar la plantilla al menos en 1.350 profesionales”, Y que nos situemos a la media del Estado en lo referido a plantillas del profesorado, “exigiría además un incremento en la plantilla de 2.500 docentes” y, sin embargo, “nada está consignado para ello en las Cuentas” del próximo año.

También ha hecho hincapié en el “serio problema” derivado de dar estabilidad al profesorado interino y conciliándola con los derechos reclamados por el profesorado que ha aprobado la fase de los exámenes de oposiciones y que reclaman sus derechos en las listas. ¿Va a vigilar usted que las empresas privadas que hacen servicios en la educación (limpieza, comedores, transporte, cuidadores, monitores) cumplen con los requisitos de contratación de nuestras leyes y tienen unos contratos decentes?

En cuanto a infraestructuras, Marrero ha cuestionado que la Consejería atienda con los Presupuestos de 2019 las demandas de canchas cubiertas en lugares de meteorología intempestiva la necesidad de remodelar  centros de más de 30 y de más de 50 años, así como la construcción de nuevos o el trasvase a gestión directa de los comedores de gestión contratada que existen actualmente.