Podemos rechaza la moción de CC-PSOE porque pretende reabrir los CIEs

Podemos Cabildo de Tenerife, Tenerife

  • Podemos en el Cabildo de Tenerife no apoya la moción sobre menores extranjeros no acompañados presentados por CC-PSOE porque consideran que “lo que realmente se pretende es la reapertura de los CIEs y, aunque sea de forma temporal, no estamos a favor”.

María José Belda, consejera insular por el grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, ha mostrado su desacuerdo con la moción presentada por CC y PSOE relativa a la atención a menores extranjeros no acompañados. Belda ha explicado la abstención de la formación morada en este asunto, debido a que no comparten algunas de las medidas a tomar planteadas por el grupo de Gobierno.

La consejera insular de Podemos considera que, con la implementación de las medidas propuestas por el grupo de Gobierno ante las nuevas llegadas de personas migrantes, “se denota que hay una situación provocada de alarmismo por parte de algunas instituciones, que solo sirve como caldo de cultivo para la creación de un estado social que puede despertar otra vez conductas racistas y xenófobas en la población”. Belda ha comentado que “desde principios de verano, tanto la figura del Defensor del Pueblo como el Gobierno de Canarias, ya sabían que iba a haber un repunte de migrantes que llegarían a nuestras costas”.

Belda ha puntualizado que “el error es ver a estos menores como extranjeros, cuando son niñas y niños no acompañados que llegan a nuestra tierra y necesitan el apoyo adecuado”. “Teniendo en cuenta que estamos tratando con menores, desconfiamos del punto en el que se insta a agilizar la realización de pruebas de determinación de la edad, pues desde el Comité de los Derechos Humanos ya se ha manifestado una preocupación por los métodos utilizados para determinar la edad de esos menores”.

Belda ha manifestado que “tenemos la sospecha de que, como ya ha ocurrido otras veces, existan ciertos intereses en aprovechar la llegada de personas migrantes a nuestras tierras para convertir este asunto en un negocio, mediante la creación de servicios exclusivos, asociaciones y proyectos destinados al acogimiento y a la sensibilización contra el racismo y la xenofobia”.

Belda cree que en esta situación sólo debe prevalecer el interés del bienestar de estas personas menores, que son las futuras herederas de la materia prima del continente africano. Por ello, recuerda la existencia de la ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, donde, entre otros artículos, se recoge el siguiente punto: “los menores extranjeros que se encuentren en España tienen derecho a la educación, asistencia sanitaria, servicios y prestaciones sociales básicas, en las mismas condiciones que los menores españoles. Las Administraciones Públicas velarán por los grupos especialmente vulnerables, como los menores extranjeros no acompañados”. Dicha ley también recoge en sus artículos el siguiente párrafo: “asimismo, se introduce la presunción de minoría de edad de una persona cuya mayoría de edad no haya podido establecerse con seguridad, hasta que se determine finalmente la misma”

El mayor punto de desacuerdo es sobre la medida que insta a habilitar centros de acogida inmediata. Belda hace referencia a una información publicada en medios el pasado 16 de octubre, en la que Belén Allende, presidenta de la Federación Canaria de Islas (FECAI) afirmó que los cabildos demandarán del Estado “la disponibilidad de acuartelamientos militares, de forma excepcional, como recursos para la acogida inmediata y temporal de los inmigrantes”.

Belda ha concluido añadiendo que “a raíz de estas declaraciones, nos planteamos si lo que realmente se pretende de fondo con esta moción es conseguir un permiso para reabrir de nuevo los CIEs, ya sea de forma temporal o no, durante la realización de las pruebas que determinen la edad de estas personas. Esto es una medida sobre la que estamos en contra. Estos centros funcionan más como instituciones carcelarias para las personas que llegan a nuestras costas, que como verdaderos centros dignos de acogida”.