¿Para qué la ecotasa? Para que “la riqueza generada por el turismo compense los males que provoca”

Podemos Podemos Canarias

Alberto Rodríguez, diputado de Unid@s Podemos por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, ha defendido este martes en la Comisión Energía, Turismo y Agenda Digital la necesidad de que el Gobierno de España cree una “mesa de trabajo con las comunidades autónomas” para “coordinar propuestas tendentes a establecer tasas sobre estancias turísticas y de medidas de impulso del turismo sostenible”.

Unas negociaciones entre el Estado y las comunidades autónomas que, tal y como se recoge en la iniciativa que Rodríguez ha defendido en el Congreso, deben servir para diagnosticar “los ratios actuales de presión turística” de cada uno de los destinos que existen en España y “establecer límites razonables de techo turístico” para cada uno de ellos.

“Es obvio que necesitamos cambiar de modelo, pero no vale con decirlo y ya está, hay que proponer medidas concretas y realizables. Y eso estamos haciendo. Proponemos una ecotasa para que la riqueza generada por el turismo, como mínimo, compense  los males que provoca”, ha asegurado Rodríguez.

Para el diputado de la formación morada por la provincia tinerfeña, “a nadie se le escapa que vivir en una zona turística implica que tienes peores servicios públicos que el resto, que pagas más por ellos, o las dos cosas a la vez”.

Por lo tanto, la formación morada defiende que la ecotasa “debe tener carácter finalista” y cree que tiene que servir para “fomentar medidas de regeneración en los territorios que hayan sido deteriorados por la actividad turística”, siendo destinada a “inversiones vinculadas con el desarrollo, la protección medioambiental, el empleo y el turismo sostenible”.

Al respecto, ha recordado que el año pasado visitaron el Teide 4,3 millones de turistas, la gran mayoría de ellos “provenientes de grandes touroperadoras europeas que se llevan las riquezas para fuera”.

Acabar con el coste cero

“¿Qué nos queda a los canarios y las canarias? Pues tenemos que recoger los miles de toneladas de basura que dejan al año, tenemos que mantener las carreteras en buenas condiciones y construir nuevas, tenemos que proveerles de agua de nuestro acuíferos y alimentos, sobredimensionar medios de transporte o proveerles de recursos sanitarios en caso de que tengan un imprevisto.  Todo a coste cero para ellos. ¿Es normal?”, insistió.

Para el diputado, esta situación “no parece muy lógica”, sobre todo porque en Francia “cada turista paga por noche entre 0,20 euros a 4 euros, dependiendo de la calidad del alojamiento”, en Lisboa 1 euro por persona y noche; en Bruselas, 4 euros  por persona y noche; en Amsterdam, “el 6 por ciento del precio de la habitación” y en Roma “se puede llegar a pagar 10 euros por persona y noche”.

“No parece que estos destino estén teniendo problemas para mantener su industria turística. ¿Por qué íbamos a tenerlo nosotras? ¿Qué pasa? Tiene algo que envidiar el Teide, Timanfaya o Garajonay a alguna de estas ciudades?”, se preguntó Rodríguez.

Rodríguez también considera vital que los Presupuestos del Estado incorporen partidas específicas “para ayudas al emprendimiento cooperativo que permita la distribución de la riqueza generada por la actividad turística en el territorio”.

En este sentido, y aunque recuerda que “los efectos positivos del turismo  en nuestra economía los conocemos, pues es un sector que representa el 10 por ciento del PIB del país”, ha querido incidir en los negativos: “saturación de los servicios públicos, sobreexplotación del territorio, robo de riqueza generada en nuestro país hacia países extranjeros y empleos precarios que destrozan vidas y lastran la economía”

Mejorar las condiciones de vida

“El objetivo del turismo debe ser mejorar las condiciones de vida de la sociedad, y en este aspecto la ecotasa puede ayudar a paliar una de los principales problemas que genera el turismo de masas, el impacto sobre el territorio, lo que a la postre puede redundar en la adaptación del modelo turístico que permita generar unas condiciones de empleo diferentes y no introducir incentivos para que persista el alza de precios de las viviendas en las zonas turísticas”, insiste el diputado por la provincial tinerfeña.

Asimismo, la propuesta de Unid@s Podemos incluye “poner a disposición de las autoridades turísticas municipales los recursos necesarios para acometer auditorías que acrediten el impacto que sobre los servicios públicos prestados a la ciudadanía tiene el flujo de visitantes”, incluyendo  en los Presupuestos Generales del Estado “partidas presupuestarias específicas para hacer frente a las contingencias sobrevenidas en zonas turísticas por los efectos sobre servicios públicos que prestan bajo su ámbito de competencia”.

Todo ello complementado con “un informe que certifique el impacto que tiene la actividad turística y su población flotante sobre la generación y gestión de residuos en todas las autonomías”.

Para Rodríguez, con esta iniciativa se pretende dejar de permitir que “las desigualdades e insostenibilidades crezcan hasta explotar por la ausencia de una gobernanza que permita hacer compatible la actividad con el territorio”.

“Nuestra apuesta es generar riqueza como fórmula para luchar contra las desigualdades y no como potenciadora de las mismas”, concluye.