Podemos exige al PSOE y a la Mesa del Parlamento que no sean cómplices de la “cacicada” de CC en la Audiencia de Cuentas

GP Podemos Canarias Grupo Podemos ParCan

El Grupo Parlamentario Podemos Canarias ha calificado de “obscena desfachatez” que Coalición Canaria (CC) vaya a forzar “un cambio legislativo” para que, “bajo la excusa de una pretendida defensa de la igualdad, pueda ser legal, a posteriori, la elección el próximo 20 de marzo de su candidato a presidir la Audiencia de Cuentas”, Pedro Pacheco, del que existen fundadas sospechas de ser incompatible para ser miembro del organismo auditor, tal y como se ha publicado en los medios de comunicación.

Así lo ha asegurado Juan Márquez, diputado y secretario de Acción Institucional de Podemos Canarias, que ha vuelto a ofrecer al secretario general del Partido Socialista Canario-PSOE, Ángel Víctor Torres, que “paralice no solo el nombramiento de Pedro Pacheco, sino de todo el proceso de elección de los órganos dependientes del Parlamento”.

Dejar de ser cómplice

“El PSOE, que hasta ahora ha sido cómplice y socio necesario de CC en el despropósito en el que se ha convertido la elección de órganos del Parlamento, que se inició con el esperpento vivido con el Consejo de RTVC, tiene ahora la oportunidad de sentarse a hablar con otras fuerzas políticas y detener esta nueva cacicada que pretende cometer CC para colocar a otro de sus amigos”, ha asegurado.

Márquez insiste en que ya no se trata solo, “como ya es habitual en las tres grandes formaciones, de hacer un uso partidista de los órganos del Parlamento”, sino que es “un quebranto de la Ley para, a posteriori, modificarla para que calce como un guante en los propósitos de CC”.

“Podemos no validará nunca esa actuación” ¿Y el PSOE, qué hará?”, remacha.

Advertencia a la Mesa

Por otra parte, Márquez ha advertido a la Mesa del Parlamento de que “tiene la responsabilidad de velar por el cumplimento de las compatibilidades y comprobar que Pacheco, al parecer, ha intervenido hace menos de un año en la gestión de los fondos de la empresa pública Grafcan en calidad de miembro de su consejo de administración, lo que le inhabilita para ser miembro de la Audiencia de Cuentas y, por supuesto, presidirla”.

“Advertimos a toda la Mesa de que Podemos llevará este asunto a los tribunales si es necesario”, ha concluido.

Como se recordará, el grupo Nacionalista Canario presentó hace una semana  una proposición de ley para garantizar la representación equilibrada entre mujeres y hombres en la composición de los órganos dependientes del Parlamento, para lo que se modificará las leyes canarias de igualdad entre mujeres y hombres, del Diputado del Común, del Consejo Consultivo, de la Audiencia de Cuentas, de Transparencia y de Acceso a la Información Pública, y del Consejo Económico y Social.

Precisamente, la modificación incluye el artículo 22 de la Ley de la Audiencia de Cuentas, que explicita los supuestos de inelegibilidad y que con la nueva redacción solo se limitaría a aquellos candidatos que hayan tenido participación en la Cuenta General dependiente de la Consejería de Hacienda, “y no como sucede ahora, que alcanza a Pacheco, pues incurre en el supuesto de haber intervenido, gestionado o inspeccionado cualquier organismo del sector público de Canarias”.

Órgano unipersonal

Como se recordará, el Grupo Parlamentario Podemos Canarias registró hace un año una proposición legislativa para modificar la Ley de la Audiencia de Cuentas de 1989 con el fin de eliminar el componente político de la misma al convertirla en “un órgano unipersonal bajo la dirección de una presidencia-auditora, con un mandato de cinco años de duración prorrogable una única vez, controlado por la Comisión de Presupuestos y Hacienda”.

También se buscaba cambiar el “reconocido prestigio” como requisito de elección y sustituirlo por el de “justificada competencia”, y se suprimían cinco altos cargos, cuatro auditores y un secretario general cuyas economías irían dirigidas al refuerzo de los equipos técnicos, ya que las materias de personal y régimen interior pasarán a gestionarse desde el propio Parlamento.

Tras tres décadas de funcionamiento de la Audiencia de Cuentas, y en pleno proceso de elección de su nuevo presidente por parte de la Cámara regional, la formación morada quiere proceder a una modificación que, además, convierta a este órgano auditor en un instrumento “de prevención de la corrupción”.

“Sin embargo, CC quiere convertirlo en la antorcha de las actividades irregulares, pues pretender hacer lo que quieren con la elección de Pacheco también es corrupción”, concluye Márquez.