Podemos insta a los Ayuntamientos a censar y ayudar a las personas mayores que viven solas

Podemos Secretaría de Coordinación Ejecutiva y Relaciones Institucionales

Cada cierto tiempo, se conoce la noticia de una persona mayor que vivía sola y es hallada en su domicilio varios días después de haber fallecido; la última en Canarias fue una mujer en Tegueste (Tenerife). Se trata, por desgracia, del resultado final de un drama muy común, el de las personas mayores que viven solas y sin redes familiares o vecinales en las que apoyarse, las cuales, ante un accidente doméstico o agravamiento de una enfermedad crónica, se ven de repente incapaces de cuidar de sí mismas.

 

La secretaria de Municipalismos de Podemos Canarias quiere poner el foco en este colectivo y propone a los Ayuntamientos una serie de medidas preventivas para evitar que llegue a suceder lo peor. “Es un problema cada día más frecuente en nuestra sociedad, al que las administraciones locales han de dar respuesta por ser la institución más cercana y con más conocimiento de sus vecinos y vecinas, a las que las Autonomías han de dotar de recursos, en aplicación de su Ley de Dependencia y de Servicios Sociales, explica la secretaria de Municipalismos, Mari Villarmín.

 

La primera medida sería que desde los Servicios Sociales se elabore un censo de personas mayores de 65 años que residan solas -algo para lo que podrían utilizarse los datos del padrón municipal- y no son usuarias de los servicios sociales comunitarios, a fin de facilitar a las mismas recursos asistenciales, comunitarios, de salud, culturales, de ocio, etc. que “mejoren su calidad de vida, promuevan la participación social y coadyuven a facilitar la permanencia en su medio”, explica Villarmín.

 

También que se ofrezca un servicio de alarma, o tele asistencia, para usarse ante accidente o enfermedad, a las personas que padezcan una situación de enfermedad, o que se ofrezcan llamadas telefónicas, de periodicidad fija para informarse de su estado de salud.

 

Por otro lado, Podemos propone que se informe de los servicios domiciliarios y los trámites para solicitudes y que en el baremo para acceder a la atención domiciliaria, se tenga en cuenta como prioritario el hecho de vivir sola y sin relación familiar.

Todas estas medidas se propusieron de hecho en una moción en Tegueste, pero sólo se logró aprobar la primera de ellas. Villarmín, también concejala en esta municipio asegura no obstante que “seguiremos luchando por la atención a las personas mayores, es por eso que ahora queremos lanzar la propuesta a todos los ayuntamientos”.