Podemos insta al Ayuntamiento de Pájara a tomar medidas ante el “lamentable” estado de las urbanizaciones sin recepcionar

Podemos Círculos, Fuerteventura

El círculo de Podemos en el municipio de Pájara ha presentado un escrito en el Ayuntamiento que, en consonancia con la moción recientemente aprobada en el Cabildo majorero a propuesta de la formación morada, exige que se tomen medidas respecto a las numerosas urbanizaciones que están sin recepcionar en este municipio, lo que para las personas residen en ellas significa que no se realizan las mismas labores de mantenimiento ni se cubren con garantías los servicios públicos básicos.

El escrito propone que el Ayuntamiento de Pájara elabore una relación de todas las zonas sin recepcionar y las razones de que estén así, para poder estudiar soluciones eficaces; también le insta a que, por un lado, formalice inscripción en su favor de los suelos de cesión obligatoria y gratuita en virtud de legislación urbanística vigente, y por otro -en cumplimiento de la legislación- recepcionen las obras de urbanizaciones que lleven más de dos años construidas y que continúan sin esta condición, obligando a las partes implicadas a culminar las obras y recuperando la posesión de los terrenos indebidamente ocupados.

También exhorta al Consistorio a que cumpla la sentencia firme del Tribunal de lo Contencioso-Administrativo con fecha de 27 de octubre de 2014 que le obliga a hacerse cargo de los servicios públicos de alumbrado, limpieza viaria, abastecimientos de agua potable, alcantarillado y pavimentación de las urbanizaciones existentes en el pueblo de La Pared, confirmada por sentencia del Tribunal Superior de Justicia el 22 de abril de 2016.

Y es que, según denuncian los propios vecinos, debido a la falta del requisito de recepción final, sufren problemas como la falta de mantenimiento de las vías y aceras e incluso calles sin asfaltar; escasa recogida de residuos, provocando una acumulación insalubre; luminarias en mal estado o directamente destrozadas sin mantenimiento alguno; servicios de limpieza y fumigación prácticamente inexistentes; alcantarillas sin tapa con el consiguiente peligro para personas y animales; cortes de agua constantes y reiterados y de varios días de duración; redes de saneamiento deterioradas por falta de mantenimiento y tuberías fuera del firme o estaciones depuradoras sin control.

El problema trasciende de hecho el ámbito municipal: el Consejo Insular de Aguas de Fuerteventura expuso su preocupación en varias reuniones de la Junta General en relación a estas urbanizaciones, puesto que cuentan con estaciones depuradoras pero ellos no reciben datos acerca de su mantenimiento. Y también, destaca el escrito, hay que tener en cuenta ”la imagen lamentable que estas urbanizaciones transmiten al visitante”. De hecho, hace unos días, la Asociación de Empresarios del Turismo para la Excelencia en Fuerteventura (Excelfuert) “ha expresado su enérgica repulsa a la situación que padecen los residentes y empresarios de la zona de La Pared”.