Podemos critica que CC, PSOE y PP rechacen pedir más presupuesto para los hospitales del Sur y del Norte

Prensa Canarias Cabildo de Tenerife, Tenerife

“El gobierno insular de CC-PSOE ha evidenciado en comparsa con el PP durante el último pleno del Cabildo de Tenerife, que no tiene interés en que los hospitales del Sur y del Norte se terminen y entren en funcionamiento a toda prisa, lo cual demuestra que esos partidos siguen castigando a la sanidad pública de Tenerife en favor de la sanidad privada”. La consejera insular Mila Hormiga, que también es responsable del área de Sanidad en Podemos Canarias, critica en ese sentido “el cinismo político” de esos tres partidos “para seguir perjudicando la salud de nuestra ciudadanía y, especialmente, la de quienes residen en el Norte y el Sur de la Isla, pero pintando ese castigo de forma que parezca que sus acciones benefician al bien común”.

 

El grupo Podemos defendió en ese pleno vía moción que el Cabildo instara a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a aumentar las partidas presupuestarias que ha previsto para los hospitales del Sur y del Norte con el fin de garantizar la terminación de las obras y el equipamiento necesario para su puesta en funcionamiento. “Aunque en esta corporación lo normal es que los distintos grupos políticos empecemos a debatir las mociones varios días antes del pleno para ver si es posible llegar a un acuerdo y que las distintas propuestas sean aprobadas por unanimidad como acuerdos institucionales del Cabildo, en esta ocasión –explica Hormiga– el grupo de gobierno rehusó debatir nuestra moción hospitalaria y se limitó a enviarnos una propuesta de modificación cuando ya había comenzado el pleno, lo cual refuerza su sospechoso proceder en este asunto”.

Añade que aunque esa enmienda parecía plantear solo un cambio de redacción en lo relativo a los hospitales comarcales de la Isla e incorporar en la propuesta un estudio de necesidades de servicios hospitalarios que incluyera al Hospital Universitario de Canarias (HUC), “durante el pleno descubrimos que CC-PSOE no querían pedir ni un euro más para los hospitales del Sur y del Norte, sino hacer un estudio de necesidades sanitarias para la zona Norte, incluyendo en el mismo al HUC”. O sea, remarca la representante de Podemos, “quieren volver a estudiar lo ya estudiado, como si no estuviera claro hace décadas qué necesidades sanitarias hay en la Isla, particularmente fuera del área metropolitana, que es donde más se está castigando a la ciudadanía”.

“Decir que el Gobierno de Canarias ha dotado las partidas necesarias para garantizar la terminación de las obras previstas en los hospitales del Norte y del Sur cuando es público y notorio que ambos proyectos han sufrido recortes durante los años de crisis, es tomarle el pueblo a la sociedad tinerfeña”, apunta en relación al presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y a la consejera insular Juana María Reyes. “Eso de estudiar lo estudiado solo sirve para seguir perdiendo tiempo, dinero y salud, algo, eso sí, muy conveniente para la sanidad privada”. Y critica “que estos partidos sigan disfrazando su discurso para decir que apoyan la sanidad pública y la terminación de los hospitales comarcales que debían estar funcionando hace décadas, cuando la realidad demuestra que desprecian el servicio público de sanidad”.

“Para CC y PSOE –critica– es más rentable engañar a la ciudadanía, por ejemplo, diciendo que en el Sur ya está funcionando un hospital cuando lo cierto es que lo que hay es un centro de salud con servicio de urgencias y camas para recuperación pero que, como reconoció CC durante este pleno, carece de paritorio, de tratamientos oncológicos y de hospital de día polivalente. En el caso del Norte, llegaron a decir que se están dando más servicios de los inicialmente previstos, “y sigue estando clara una cosa: los llaman hospitales y no lo son”. Agrega que el acuerdo de estudio que CC se sacó de la manga durante este pleno “solo servirá para que salgan en prensa con un mensaje aparentemente positivo que en realidad solo vale pedir que se estudie por milésima vez qué habría que hacer para tener una sanidad pública de calidad”. Si fueran sinceros, al menos dirían “qué hace falta para tener una sanidad pública que no perjudique en lo más mínimo a las empresas de sanidad privada que estamos apoyando y promocionando desde el Cabildo”, concluye.