Podemos lamenta que “se ha perdido otro año en Sanidad” en los Presupuestos de 2018

Podemos Grupo Podemos ParCan, Presupuestos de Canarias 2018

“Los Presupuestos de Canarias para 2018 suponen otro año perdido en materia sanitaria”. Así lo ha asegurado el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos en la Comisión de Presupuestos de Sanidad, Juan Márquez, que ha remarcado que en las Cuentas del próximo año “la Sanidad pierde peso en el conjunto de las partidas” del proyecto de Ley elaborado por el Gobierno en minoría que preside Fernando Clavijo.

 

Por ello, Márquez ha defendió la necesidad de “un aumento presupuestario de 300 millones de euros sobre el gasto real”, destinado principalmente al Capítulo I del Servicio Canario de Salud, es decir, “a un incremento de personal que consideramos que es clave para combatir las alarmantes listas de espera”

 

“Es cierto que los efectos en las bolsas de ineficiencia en el SCS no dependen solo del dinero, sino de un cambio en la gestión para aumentar la efectividad en los resultados de la salud mediante una gestión participativa en las estructuras técnico-asistenciales y en el impulso a su gobernanza democrática”, ha afirmado.

 

Para Márquez, “se apuesta claramente por la asistencia hospitalaria sobre la Atención Primaria, que está muy mal contemplada en los presupuestas, por lo que proponemos potenciar la salud pública y la formación de los profesionales”.

 

“Entendemos que era necesario aumentar el presupuesto de los hospitales, dado el grado de precariedad que sufren, pero no a costa de la Atención Primaria. Y tampoco estamos de acuerdo aumentar un millón a todos los hospitales, porque no todos están en la misma situación y el reparto no puede ser simétrico. Por ejemplo, el HUC tiene una situación más precaria que otros hospitales y su presupuesto no es realista”, asegura el diputado.

 

Además, ha insistido en la “disminución paulatina de los conciertos sanitarios”, porque “tanto beneficiar a las clínicas privadas va a explotar tarde o temprano, sobre todo en Tenerife, pues aunque en la Comunidad Autónoma gobierna ATI, lo de la Sanidad en Tenerife clama al cielo”.

 

También ha planteado ampliar el número de zonas básicas de salud (ZBS) pues, para una población de 2,1 millones de habitantes, “necesitaríamos entre 35 y 39 nuevas zonas”, así como incrementar el número de plazas orgánicas de plantilla en el personal de Atención Primaria, 71 en médicos de familia y 75 en enfermería.

 

Por último, Márquez consideró necesario “incrementar el presupuesto del Plan de Salud de Canarias a 500.000 euros” mientras que la presidenta del Grupo Parlamentario, María del Río, incidió en “dotar de una perspectiva de género” a las Cuentas en Sanidad.

 

“No se pueden desgravar partos en clínicas privadas y no dotar con paritorios a los hospitales del Norte y del Sur de Tenerife. Hay que invertir en la pública para que haya más ginecólogos y obstretas con el fin de reducir las listas de mujeres que esperan para una biopsia porque no hay suficientes ginecólogos”, remachó.