Qué significa Canarias territorio de neutralidad permanente, territorio de paz

Podemos Blog, Congreso, Podemos Canarias

Por desgracia hoy en el mundo hay decenas de conflictos armados, tantos que, por el número de países que participan en ellos y el número de conflictos, algunos se aventuran a decir que estamos ante la tercera guerra mundial. Como consecuencia, millones de personas han muerto solo en el último año, y millones de seres humanos se desplazan, dejando atrás sus vidas, sus pertenencias, sus raíces, buscando ese derecho a la vida que no les garantizan ni sus gobiernos, ni la propia ONU ni sus herramientas de defensa… y van errando por el mundo buscando la paz que les permita el elemental derecho al desarrollo de un proyecto de vida.

“En la tierra abonada por la muerte- decía Pedro Lezcano- solo he visto crecer la flor del hambre”. Ese es precisamente el escenario al que hoy nos enfrentamos en muchas partes el mundo, marcado por el aumento de las persecuciones por motivos políticos, religiosos, étnicos o de género, la intensificación de las desigualdades sociales y económicas, los efectos perniciosos del cambio climático.

En esta coyuntura, y desde nuestra tierra, Canarias, vemos como esos conflictos lejos de apagarse, crecen, y que aquí cerquita, apenas a unas pocas millas, en esa África cercana y querida, hay muchas zonas calientes. Que en Europa, y aún nos cuesta creerlo, se levantan alambradas y campos de concentración, otra vez, como si nada se hubiera aprendido de la historia reciente.

Y en este contexto, presentamos ante la Comisión de Defensa del Congreso nuestra propuesta programática de que Canarias fuera considerada territorio de neutralidad permanente, es decir, territorio de Paz. Y he aquí que algunos, los de siempre, han intentado atacar una propuesta tan seria y sensata como esta, con descalificaciones de tipo personal que los retrata y con argumentos torticeros y tan peregrinos como que rechazamos al ejército. Aclaramos:

Primero, las acusaciones insidiosas de que no queremos al ejército no se sostienen sino en la lógica de enfangar e intentar busca enfrentamientos y excusas ante una propuesta política coherente. No sólo queremos al ejército sino que es necesario en ese estatus de neutralidad y paz. Lo que no queremos es que se utilice nuestra tierra como plataforma, ni siquiera logística, de ninguna potencia que participe en ninguno de esos conflictos armados que hoy asolan nuestro planeta. Votamos un no rotundo a la OTAN cuando se nos preguntó, que se respete este sentir identitario de nuestro pueblo como tierra de paz. De constituirnos como plataforma de paz esas bases no deberían operar en Canaria y sí el ejército, insistimos, como garante y vigía de ese estatus de neutralidad.

Segundo, sería poner al servicio de la Paz nuestra extraordinaria situación geográfica, esa “llave del atlántico” que decía Viera y Clavijo, ofreciendo a la ONU una posición geopolítica para el desarrollo pacífico de los pueblos, hacer de esa privilegiada situación un referente internacional de paz y desarrollo de los pueblos.

Tercero, la declaración institucional de territorio de Paz, nos daría a todos los que residimos en Canarias la tranquilidad de saber que quedamos fuera de todos de esos conflictos, y esa tranquilidad también la sentirían los millones de turistas que nos visitan cada año buscando las bondades de nuestras gentes, nuestro clima y nuestra cultura, y que priman cómo es lógico los destinos seguros.

Por último, los insultos y amenazas que he recibido como consecuencia de la presentación y defensa de esta proposición no de Ley, que fue rechazada, tomen nota, por los votos en contra de PP-PSOE-Ciudadanos-Grupo Mixto ( donde están incluidos Coalición Canaria y Nueva Canaria), solo es un síntoma de que a este país le hace falta, como el aire a los seres vivos, una profunda regeneración democrática que desde luego no llegará de las manos de aquellos que no solo no han evitado esa degradación de los principios éticos y democráticos que se postulan en la Constitución , sino que son los culpables directos de ella.

Hoy, más que nunca, la paz es el camino para esa otra Canarias posible.

Meri Pita, diputada de Podemos en el Congreso y secretaria general del partido en Canarias.