Podemos iniciará los trámites para que Tindaya sea declarada Patrimonio de la Humanidad

Podemos Fuerteventura, Grupo Podemos ParCan

La diputada de Podemos, Natividad Arnáiz, ha anunciado que Podemos quiere que la Montaña de Tinadaya “sea considerada Patrimonio de la Humanidad en la modalidad mixta, tanto natural como cultural, por los valores que representa”. Por ello, “presentaremos una iniciativa en Cabildos, Parlamento de Canarias, Congreso de los Diputados e Unión Europa”.

 

Arnáiz ha afirmado que “Tindaya tiene un valor patrimonial incalculable por sí misma, porque el monumento ya existe, porque además es una montaña sagrada para los antepasados de los habitantes de la isla de Fuerteventura y un referente cultural y ecológico para los actuales”.

 

La Montaña de Tindaya representa uno de los valores naturales y patrimoniales más importantes del conjunto del archipiélago canario, como así lo atestiguan los múltiples estudios e informes de instituciones como las universidades canarias o las administraciones. Prueba de esto es su catalogación como Monumento Natural y parte del monumento está declarado BIC por los grabados rupestres y la riqueza arqueológica que alberga.

 

Podemos ha realizado este anuncio en el pleno del Parlamento de Canarias, después de una pregunta de la diputada Natividad Arnáiz dirigida a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias relativa a cuánto ha costado hasta ahora a las arcas públicas la obra escultórica ideada por Eduardo Chillida.

 

La diputada asegura que “en 2008 Domingo Berriel reconoció que se llevaban gastado en ese proyecto 25,7 millones de euros sin haber movido aún una sola piedra”. Hoy el gobierno ha reconocido que se llevan invertidos 43,2, y la diputada ha recordado que Tindaya es una montaña que ya cuenta con varias figuras de protección, y ha culpado al presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, “de mentir cuando afirmó que todas las instituciones canarias están a favor de este proyecto, a no ser que no considere instituciones a las dos universidades del Archipiélago. Tanto la Universidad de La Laguna como la de Gran Canaria han mostrado su rechazo al traje a medida que hicieron en su declaración del BIC para poder profanarla.