El recorte de los sueldos de Podemos Canarias se materializa ya en ayudas a una asociación ecologista, un centro cultural o la saharaui Takbar Hadid

Podemos Comunicados Oficiales (CCA), Podemos Canarias

Los cargos públicos electos de Podemos se comprometieron a ser gente corriente y hacer de la política un servicio a la sociedad. Por eso tienen un límite salarial y el excedente se destina a financiar el proyecto IMPULSA, que nace para facilitar el desarrollo de proyectos emprendedores con proyección social, mientras que otra parte, de 5.000 euros, se destina a unos premios de reconocimiento a la labor social de determinadas personas o asociaciones a nivel local.

Son estos premios los que en las Islas tienen ya sus primeros ganadores. Se trata de la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma (Adfilpa); el Café D’ espacio; la saharaui Tackbar Haddi y la Asociación Majorera de Salud Mental (Asomasamen), cada uno de los cuales recibirá 1.000 euros. “En la sociedad civil canaria hay mucho trabajo que premiar, pero dentro de nuestras posibilidades, hemos elegido cinco proyectos o personas que representan esa lucha de nuestro pueblo por el patrimonio, por los derechos fundamentales o por la difusión de la cultura, estamos muy orgullosos de poder aportar nuestro grano de arena con el remanente de nuestros sueldos”, ha declarado la secretaria general de Podemos Canarias, Meri Pita.

Atan es una organización ecologista sin ánimo de lucro, con independencia política-económica que se rige por sus propios estatutos. Fue fundada en 1972, siendo una de las primeras asociaciones del género en Canarias. Defiende el Medio Ambiente, y sus objetivos concretos son la defensa del patrimonio natural-cultural de las Islas, así como la ordenación y uso sostenible de los recursos del territorio y de la calidad de vida de sus habitantes. Para la realización de estos fines, ATAN lleva a cabo actividades diversas, desde denuncias, a acciones reivindicativas, investigación, estudio, etc.

Adfilpa, la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma, se crea con la finalidad de agrupar a los discapacitados físicos y a todas aquellas personas u organismos que se encuentran sensibilizados con este colectivo. Se constituyen en 2004, y fomenta y construye un turismo accesible. También han elaborado una guía para dicho turismo y para el ocio sin barreras. Colaboran con la sociedad formando y generando información para autoempleo de personas con discapacidad o ventajas fiscales para empresas que contraten discapacitados.

A Takbar Haddi, la saharaui que mantuvo una larga huelga de hambre para pedir justicia tras la muerte de su hijo, se le conceden estos 1.000 euros por su lucha y su precaria situación, ya que carece de recursos económicos, no tiene trabajo y vive de la solidaridad de amigos y vecinos. Duerme en casa de una amiga y sigue concentrándose cada día a las puertas de la embajada de Marruecos recogiendo firmas y exigiendo ser escuchada por el Gobierno del Estado español y del Reino Alahuita. “Tras la campaña electoral, todos parecen haberla olvidado, pero nosotros no. Como muestra de solidaridad y agradecimiento por su labor, como reconocimiento por su fuerza, hemos querido incluirla entre los beneficiarios del proyecto”, ha declarado la secretaria general de Podemos Canarias, Meri Pita.

Otro de los proyectos, el Café d’Espacio es un centro social autogestionado de transformación social que quiere servir de punto de encuentro para proyectos sociales y culturales, además de ofrecer productos, servicios y actividades que ayuden a la creación de formas de consumo, educación y ocio comprometidas con la justicia social. El Café d’Espacio es un proyecto colectivo sin ánimo de lucro sustentado por varias personas y colectivos sociales.

Y Asomasamen, la Asociación Majorera de Salud Mental, lleva desde 2001 luchando para que el Cabildo de Fuerteventura y el Gobierno de Canarias aprueben construir una mini residencia de Salud Mental.

No obstante, el grueso del excedente de los sueldos se destina al ya mencionado proyecto IMPULSA. El apoyo ofrecido desde Podemos consiste en una dotación económica para los proyectos más votados por la gente y en la posibilidad de utilizar el Banco de Talentos de Podemos para así abrir sus proyectos a nuevos colaboradores, especialmente a aquellos cuyas habilidades son más necesarias.

La existencia de un fondo común y de un sistema democrático, participativo y transparente de selección de proyectos permite evitar el desarrollo de vínculos entre los cargos públicos electos y las iniciativas concursantes que desvirtúen los objetivos del proyecto.

“Podemos está cumpliendo sus compromisos, siempre dijimos que en la situación actual, los sueldos de los políticos eran desorbitados, nosotros somos ciudadanos normales con sueldos dignos e IMPULSA es la forma de revertir en la sociedad lo que al fin y al cabo es dinero de todos”, ha declarado Pita.